“Colada” en una buena fiesta. Impresiones sobre la Escuela de Verano del proyecto FORCCAST

forccast

Del 27 al 29 de Agosto del 2014 se llevó a cabo la escuela de verano del FORCCAST, (Formación para Cartografía de Controversias y el Análisis de las Ciencias y las Tecnologías) proyecto de Science Po y de otras catorce universidades y centros de investigación. Se realizó en la Ciudad de París, en un salón de la École de Mines desde cuyas ventanas podía disfrutarse una vista excepcional de los Jardínes de Luxemburgo. Yo estuve ahí y a manera de bitácora comparto mis mayores impresiones.

La primera fue sentirme como la invitada de otra invitada a la fiesta, lo que se conoce como “colada”. Mi distancia teórica y empírica con el tema central de la escuela me aisló de muchas discusiones pero esa distancia me permitió tener una perspectiva muy abierta. El grupo de 35 personas estaba formado por el staff, un grupo de participantes pequeño con experiencia de docencia en el tema; otro de investigadores independientes que parecían haber asistido al curso a resolver cuestiones muy puntuales y otro grupo, en el que me encontraba yo, de estudiantes curiosos.  Esta heterogeneidad fue uno de los mayores desafíos para poder profundizar en todos los intereses ahí reunidos. Las actividades propuestas por el – por cierto, muy amable y efectivo comité organizador – fueron muy útiles para algunos participantes pero para otros, como fue mi caso, no resultaron actividades estimulantes.

session_27Aug

Mi segunda gran impresión fue la de estar en el laboratorio de una idea revolucionaria: el investigador híbrido sumará su inteligencia a la de su máquina para construir nuevo conocimiento. Estuve frente a científicos sociales audaces, comprometidos con empujar los límites de la producción científica, y por ello me sentí afortunada. Sin embargo, confieso que no siempre resultaron cómodos sus planteamientos. Mi antropocentrismo fue provocado repetidamente al punto de revelárseme cuán reducido era mi concepto de “ser humano”. En este sentido, aunque hubo muy poca discusión filosófica, los planteamientos generales de estas nuevas metodologías de investigación socio-tecnológica responden a muy progresistas –casi futuristas – concepciones de lo humano y de sus relaciones con seres no humanos.

groupwork_27Aug

Por último, mi tercer mayor recuerdo fue el de estar frente a creativos que festejan el descubrimiento de errores. En el tercer día pudimos conocer herramientas digitales para graficar, mapear, interpretar, leer datos, textos, prevalencia en internet; conocimos desde las más antiguas hasta las recién “salidas del horno”. Así conocimos las nuevas potenciales y sofisticación hasta ahora alcanzada. Los diseñadores de estas herramientas, programadores, filósofos, antropólogos y sociólogos, no parecen estar buscando una versión final de las aplicaciones que diseñan. En cambio, parecen apostar por un programa de análisis de código abierto permanente para estar siempre en constante innovación.

En suma, puedo decir que fue una experiencia que promete una lenta y afortunada digestión intelectual.

Ximena Peredo, CES’s PhD in “Democracy in the XXI century” 

 

Credits: photos from MediaLab equipe